Descubriendo París en invierno

Descubriendo París en invierno

Me pasa algo muy curioso y me imagino que a los demás les pasa lo mismo, no importa cuántas veces vea la torre Eiffel,  su estructura imponente y su belleza arquitectural me impresionan y son dignas de mi admiración así la haya visto 1000 veces.

París es una ciudad fascinante, caminar por sus calles es descubrir muchos contrastes cada arrondissement (barrio) es diferente a los demás.

La torre Eiffel y sus alrededores
La torre Eiffel y sus alrededores

En invierno hay un ambiente general diferente al resto de las estaciones, sobre todo cuando la ciudad está cubierta de una capa de nieve. Es como si se detuviera el tiempo, las calles suelen estar vacías entre las 19 y las 12 del día y da la impresión que tienes la ciudad para ti solo. Pero para andar merodeando por la ciudad cuando hace tanto frío , les recomiendo tener un abrigo adaptado, zapatos anti-resbalantes y guantes.

Recuerdo una mañana de diciembre 2012, primera parada fue los bordes del río Sena, como venía desde las afueras de la ciudad en un RER de la línea C, me bajé en la estación Invalides. Es perfecto para ver la torre Eiffel un poco desde lejos y acercarse poco a poco hasta llegar a los pies de esta maravilla mundial. Al llegar, es el momento de tomar algunas fotos, postear en facebook e instagram rápidamente porque el frío no juega y las manos se congelan, hay que ponerse de nuevo los guantes y guardar el iPhone en el bolsillo.

Gustav en el parque de la Villette de Paris cubierto de nieve
Parque de la Villette, Paris XIXe – Foto de @nikkiboy830

Para escapar de esta zona de la ciudad y ganar los campos Elíseos es muy fácil, hay que caminar desde la torre Eiffel en dirección sur hasta llegar a la estación Bir-Hakeim de la línea 6,  toman el metro en dirección Charles de Gaulle étoile (Arco del Triunfo) y voilà, saliendo de la estación ya están en los campos Elíseos, es momento de tomar un buen chocolate caliente. Para eso hay muchos cafés chic a lo largo de la avenida más bella del mundo “L’avenue des Champs Elysées”, pero también hay para presupuestos restringidos, cualquier café clásico sirve chocolate caliente a precios razonables.

Terminado el chocolate caliente, es momento de caminar de nuevo.  Atravesar la avenida de Campos Eliseos de A a Z es darle placer a sus sentidos. La belleza de la arquitectura haussmaniana de los árboles perfectamente podados, de la gente elegantemente vestida y de las espectaculares vitrinas de las tiendas son dignas de admiración. Cuando llegan al límite de la avenida se encuentra la noria de la plaza de la Concordia, les recomiendo subirse, aparte que estarán protegidos de las brisas frías, podrán tomar muy buenas fotos desde las alturas.

Vista de Paris desde la noria de la plaza de la Concordia
Mi foto desde la Rueda de la plaza de la Concordia

Desde allá arriba se puede ver toda la ciudad, Toda la avenida de los campos Elíseos, el arco del triunfo, los rascacielos de la Défense, La torre Montparnasse, La torre Eiffel, la basílica del sagrado corazón de Montmartre, el jardín de Tuileries, la rue de Rivoli, enfin, los monumentos más importantes de la ciudad están a tus pies y no puedes evitar tener el sentimiento que eres el rey (o reina) de París. 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your comment:

Your name: